lunes, 24 de febrero de 2014

Madroño Yamadori.

El trabajo de esta mañana ha sido trasplantar y buscarle un frente a este madroño, que después de un año de su recuperación del campo Toledano ha respondido muy bien desarrollando una muy buena cabellera de raíces. En cuanto a la elección del frente os aseguro que no ha sido nada fácil, hasta que no lo he sacado de la maceta de cultivo y no he visto lo que había abajo no sabía con que frente quedarme, al final he elegido este que creo que es el menos malo. Ya os iré contando su evolución.
 
Quiero darle las gracias a mi amigo José María por este regalazo de árbol.
Un abrazo tío
 
 
 

7 comentarios:

Daniel Torres dijo...

Pues si que está chulo Jose Luis.
La pena es que el frente no muestra bien la madera muerta que tiene, que me ha parecido muy interesante.
Un abrazo

Juan Liñares dijo...

Te han hecho un buen regalo, ya le puedes estar agradecido a José María. El madroño es una especie poco valorada en bonsái, pero se pueden sacar cosas interesantes de ella, yo de hecho llevo media vida peleándome con ellos y cada vez estoy más convencido de su potencial.

Un abrazo.

JOSE LUIS SANCHEZ dijo...

Gracias Daniel, la elección de ese frente es por disimular esa curva tan artificial del tronco y traérmela al frente, aunque como tu bien dices quede esa madera muerta un poco escondida.

Un saludo.

JOSE LUIS SANCHEZ dijo...

Yo no conocía mucho esta especie, pero cuando Jose se presento con estos ejemplares(porque hay más) me quedé enamorado de ella. Creo que tiene mucho a su favor la textura de su madera, floración y frutos, madera muerta etc etc...
Quizá las hojas sean algo grandes y los árboles tengan que ser de tamaño grandes pero te aseguro que esta especie ha sido para mí todo un descubrimiento.

Un abrazo Juan.

Ishi Kasai dijo...

Un regalo muy bueno. Yo soy un apasionado de las especies autóctonas aunque no siempre es fácil encoontrar buenos ejemplares.
Un abrazo

JOSE LUIS SANCHEZ dijo...

Pues coincido contigo, cada vez me gustan más nuestras especies.

Un abrazo Ishi.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.